Modelo Estratégico de
Crecimiento e Innovación


Marketing e Innovación son las únicas dos funciones que construyen un negocio y mantienen los ingresos, todo lo demás es un Gasto” (Peter F. Drucker).

Por eso, intentemos un nuevo enfoque…

Todos tenemos uno o varios talentos, y nuestras empresas también. Máxime cuando son éstas las creaciones que más se asemejan a nosotros mismos, sus creadores. Es cuestión de encontrar esos talentos (ya perdidos, o nunca imaginados) y visualizar y conceptualizar la verdadera Propuesta Única de Venta, diferenciadora y exclusiva que la empresa, lo sepa su creador o no, lleva en su ADN, y en la que basar y reinventar su posicionamiento de mercado. Y, pese al chiste fácil que siempre se hace de los asesores y consultores externos, debemos decir que sólo una visión ajena y externa a la empresa, y por tanto igualmente ajena a la angustia con que desde dentro se toman las decisiones que afectan a su realidad, y externa a las políticas de empresa, es capaz de identificar objetivamente sus ventajas competitivas, y de forma realista los defectos y amenazas, pero las fortalezas y oportunidades de cada empresa también. Análisis que sólo será útil, si se tiene después la valentía de escucharlo, y afrontarlo.

Nuestra propuesta de éxito sólo tiene que ver con el compromiso de un futuro, de un mañana para la empresa, dentro de nuestro sector. Y tiene que ver más por eso con las posibilidades de crecimiento ordenado sobre Unidades Estratégicas de Negocio, re-identificadas y re-definidas en Planes de Negocio sencillos y útiles -no siempre lo son-. Se trata de un modelo original e innovador, que hemos tenido ocasión de poner en práctica en los últimos años en varias empresas que han confiado en las posibilidades de ese crecimiento y esa expansión, desde su propio y previo fortalecimiento de marca, y sobre este plan estratégico global de innovación y tensión comercial.

Tiene que ver nuestra propuesta, por tanto, más con la innovación y la dimensión comercial, en un sentido muy amplio -en realidad en el más amplio sentido-, y que hemos olvidado, aparcando sueños y oportunidades, acuciados y urgidos, y tantas veces amargados, por la presión de las dificultades económicas y financieras inmediatas de la empresa.

Nosotros lo concebimos como una puesta a punto empresarial. La eficacia de nuestro Modelo Estratégico de Innovación y crecimiento, para la renovación integral de empresas del sector del Transporte, se basa así principalmente en:

Simplicidad del planteamiento estratégico y su aplicación, basados principalmente en la propia experiencia vital y empresarial de nuestro equipo consultor, y he aquí nuestro elemento diferenciador. No es posible desempeñar estas funciones con el grado de responsabilidad y compromiso con el éxito que implican, si sólo se han aprendido de manuales técnicos, y no se ha experimentado primero intensamente la vida empresarial, sujeta por definición al cambio constante.

Racionalización y optimización estratégicas de recursos, lo que no significa una reducción de marca. Aun en el caso de las grandes corporaciones empresariales, que están “obligadas” a importantes partidas de inversión en publicidad, y ya que su marca es uno de sus principales activos, cuando no el más importante, existen innovadoras fórmulas de alto impacto y bajo coste. En todo caso, y con Henry Ford, pensamos que “detener la publicidad para ahorrar dinero, es como detener el reloj para ahorrar tiempo”. Por eso, llegado el caso, hay corporaciones que prefieren prescindir de otros ámbitos empresariales, y no recortar inversión o recursos a costa de su propia marca. Incluso en esos casos, estos tiempos no son favorables a las políticas de inversión desatada y sin racionalización. Nuestro Modelo estratégico desde luego, no contempla otro escenario que el de racionalización de recursos y mínima inversión económica, con el desarrollo principalmente de acciones de alto impacto y bajo coste derivadas de la visión estratégica planteada, y que persiguen el incremento de valor de marca, su exacto posicionamiento de mercado, con la diferenciación de servicios y la segmentación de la oferta.

Previa experiencia vital, en cuestiones profesionales y empresariales como elemento diferenciador de nuestro modelo, que resulta de la propia experiencia vital del equipo consultor, y derivada de su dilatada trayectoria profesional y empresarial. Nuestros colaboradores cuentan con una amplia y en muchos casos reconocida trayectoria profesional, previa a la actividad consultora, ocupando previamente cargos de responsabilidad directiva, bien como gerentes, bien como empresarios, bien como miembros de Consejos de Administración de diversas empresas, dentro del sector del Transporte. Este es, sin duda, uno de los elementos direfrenciadores de nuestro modelo estratégico, y un importante valor añadido a nuestros servicios de Consultoría Estratégica.

Innovación estratégica. Todo lo que no es innovación… es un gasto. Así que, comprometidos con la prestación de un Servicio, y de un servicio de mínima inversión para nuestro sector, que precisa de toda la ayuda posible en estos momentos de dificultad, no podía quedarse fuera de la ecuación el más amplio sentido innovador. Pero diríamos mucho más: innovación, tensión comercial, visión estratégica, creatividad… sentido común, son algunas de las habilidades y novedades con que cuenta nuestro Modelo estratégico.

Externalización de los servicios de definición y planteamiento estratéticos. Si bien es posible, como se menciona a continuación, la capacidad de Gestión, así como asumir temporalmente de forma interna los procesos de Management estratégico, dependiendo del proceso de que se trate, y siempre en estrecha coordinación con la Gerencia de la empresa.

No podemos dejar de mencionar dos de los recursos con que Maritime Consulting Group Spain se destaca: capacidad de Gestión, y capacidad de Decisión estratégicas. Elementos direfrenciadores de nuestro modelo. Lo que significa también capacidad de toma de decisiones estratégicas y capacidad de contingencia. Capacidad de implicación incluso, llegado el caso, para asumir procesos concretos de Dirección estratégica, ya sea de forma temporal, o a más largo plazo, dentro de la empresa.

Verdadero elemento diferenciador de nuestro modelo estratégico. Y, por encima de todas estas habilidades, recursos, y novedades creativas, de la más moderna escuela de Consultoría empresarial, la sujeción al propio criterio que, como decíamos, resulta de la previa experiencia vital; del que se ha “equivocado” primero y muchas veces a costa de su propio bolsillo, y ha aprendido de situaciones reales, que luego ha racionalizado sacando conclusiones válidas y beneficiosas para compartir. Esto significa que, aunque también nos hayamos formado en cuestiones técnicas y en prestigiosas escuelas de gestión, no siempre existirá en nuestro planteamiento estricta y exclusiva sujeción a manuales científicos, criterios técnicos, ratios tantas veces esclavizantes… máxime cuando es en estos días que hemos visto caer sin solución de continuidad todos los referentes económicos que se creían tan sólidos. Y muy pocos “científicos” y “técnicos” se habían apresurado a avisarnos del desastre en que tantas empresas se ven sumidas ahora. Esta y no otra es la realidad atroz que vivimos en estos momentos. La visión puramente “técnica” la dejamos para los “técnicos”, nosotros preferimos combinarla con la más amplia experiencia vital, cambiante y enriquecedora, y dar explicación puntual a los valores numéricos que expresan los cambios. Eso sí, y por supuesto, siempre que sea necesario, apoyada en el estado de la técnica, y basada en el consejo de la técnica, y ya que con Ray Kroc también creemos que es necesario “cuantificar”, pasar a ratios e indicadores críticos la realidad con que trabajamos. Pero sin limitar la capacidad de decisión estratégica, ni la inspiración y el “olfato” empresarial que resulta esencial para afrontar determinados procesos.

Compruebe sin compromiso nuestra completa propuesta de Modelo estratégico de innovación y crecimiento, hay mucho que ganar: el futuro de su propia empresa.

Si está interesado, por favor no dude contactarnos y nos pondremos cuanto antes a trabajar con su equipo de gestión sobre las posibilidades de un futuro mejor para su empresa. Sea cual sea su situación, con el más alto sentido de la responsabilidad, y conscientes de que los milagros no existen… al menos no, sin el esfuerzo cotidiano y la inspiración que lo dirija de forma racional y eficiente: como dijo Thomas Edison, en efecto “el éxito consiste en un 1% de inspiración, y un 99% de sudoración“.